Para adelgazar hay que comer menos.

Esta frase la habrás oído miles de veces y tal vez tú seas una de las personas que la dice y la defiende (mi madre también… le costó cambiar su opinión sobre esto).

Bien, pues esto no es cierto, es más, si comes menos perderás menos peso que comiendo más, esto te puede sonar ilógico y contra natura y que estoy loco… pero sigue leyendo y te convenceré.

Estoy harto de escuchar en las típicas conversaciones espontáneas entre amigos frases del tipo “estoy a dieta, tengo que recortarme el pienso”, “uh! ponme menos, que estoy a dieta”, “Que ganas tengo de dejar la dieta y comer de verdad”… Estas frases nacen muchas veces del desconocimiento absoluto de nuestro cuerpo y el efecto que los alimentos tienen en él.

Y es ese efecto que tienen los alimentos la base de este mito, que no se trata de comer menos, si no de comer bien. Voy a tratar de definir que diferencia hay entre comer y comer bien.

Podría empezar hablando del desayuno, del almuerzo, de la comida, merienda o cena… y evaluar cada comida del día (a mi particularmente no me gusta ceñirme a un número fijo de comidas al día) y asignar un tipo de alimentos… pero eso es lo que quiero evitar… quiero evitar que haya “alimentos de desayuno” o “la fruta en la cena no”…

¿Qué piensas si te digo que tomes lentejas para desayunar? O que comas huevos con bacon, o pescado acompañado de verduras… Que estoy mu’ tonto, que eso engorda y que me vuelvo a mis cereales de desayuno xD… Pues desde un punto de vista nutricional y evaluando la necesidad de alimento diaria de tu cuerpo, todas esas cosas que te han sonado tan raras para desayunar cubren mucho mejor y de lejos las necesidades de nutrientes de tu cuerpo (vale que algunas se pasan, pero aun así son mejor que desayunar un camión de azúcar ji ji ji).

Vale, vale que ahora que lo he dicho lo voy a tener que explicar, pero no os preocupéis, que no me voy a poner a decir cosas “nutrifrikis” y voy a tratar, en la medida de lo posible, de aclarar por qué un plato de lentejas o unos huevos con bacon son mejor desayuno que ese tazón de leche con los cereales de la rana, el tigre, la abeja o el gallo.

Mi cuerpo y el vuestro necesita comer grasa y proteína cada día para funciones vitales. Sí grasa… En futuras entradas trataré de aclarar el tema de las grasas y de como la industria alimentaria y su publicidad, se han encargado eliminar de la dieta un macro nutriente esencial para la vida como es la grasa saludable. Volviendo al tema, hay dos nutrientes esenciales para nuestro cuerpo y los cuales éste almacena, son las grasas y las proteínas. Por tanto hay que comerlas a diario y con una cantidad mínima (depende de cada cuerpo y actividad). Si no se comen en cantidad suficiente el cuerpo tira de sus reservas de grasa (subcutánea y visceral) y proteína (músculos principalmente aunque hay más depósitos) para realizar funciones vitales esenciales como generar hormonas (a partir de las grasas) y funciones estructurales mínimas (generar plasma o reparar heridas en los capilares) olvidando funciones más secundarias como mantener una musculatura sana, huesos fuertes, piel hidratada, etc.

En el párrafo anterior no he mencionado los Hidratos de carbono, o como se los conoce coloquialmente, azúcar (aunque no todos los hidratos son azúcares ni mucho menos). ¿Y cómo no los he mencionado si la tele dice que el azúcar es energía y que nuestro cerebro no funcionaría si no tomamos azúcar?… Porque es mentira, si no tomamos Hidratos de Carbono, el cuerpo se encarga por otros medios de sintetizar elementos suficientes para suplir los hidratos. Pero sí es cierto que es recomendable tomar hidratos de carbono pues el cuerpo los prefiere antes que los cuerpos cetónicos que genera a partir de las grasas para suplirlos, ojo, que digo hidratos, no digo azúcar, porque las verduras, frutas, hortalizas, legumbres y frutos secos tienen los hidratos de los que hablo, no hablo del chocolate con leche nest###.

Y ahora vamos a la chicha del mito, a lo importante y lo que tal vez ya os vaya abriendo los ojos… ¿Qué macronutriente esencial hay en la leche con cereales de desayuno? Y sí además la leche la tomamos desnatada?… Pues poco más que algunas proteínas de la leche, el resto azúcar y más azúcar, que se va a almacenar en forma de grasa al poco de estar en nuestro cuerpo. Ya que el cuerpo, lo que no le hace falta o lo elimina o lo transforma en grasa y lo almacena.

¿Y de unas lentejas para desayunar? Son legumbres que son fuente de Proteínas y de Hidratos de carbono de origen vegetal y sin refinar que van acompañados de fibra, vitaminas y minerales (micronutrientes esenciales de aporte diario para la vida) y con un poco de grasa (menos de un 2%) que depende de como las preparemos podemos cocinarlas con aceite de oliva virgen extra con lo que aportamos una de las grasas (insaturadas) de mayor calidad.

Ahora tal vez no veáis tan locura desayunar lentejas. Pero no he terminado, soy un paliza y como es mi blog pues sigo. Y sigo con los efectos de cada cosa en el organismo, ojo que aquí viene lo bueno, comiendo las mismas calorías de cereales de desayuno que de lentejas, los cereales nos van a ayudar a engordar, mientras que las lentejas nos van a ayudar a adelgazar ¿Qué no? Sigue leyendo:

Me basaré en un estudio clínico que se hizo dando a un grupo de personas 600 calorías en galletas y a otro grupo de personas del mismo estudio 600 calorías en pistachos. Al finalizar el estudio las personas de las gallegas ganaron peso mientras que las de los pistachos bajaron de peso. Yo voy a describir los efectos de desayunar 400 calorías de leche y cereales de desayuno y 400 calorías de lentejas con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Vamos a describir los efectos en un hombre de 30 años con 2000 calorías de metabolismo basal y que no hace ejercicio habitual.

Desayunar 400 calorías de leche y cereales (200 ml de leche (130kcal) y 80g de cereales (300 kcal). Nos aportan 6 g de proteínas y la friolera de 75g de azúcar (9g de la leche y 66g de los cereales) nos aportan vitaminas y minerales sintéticos añadidos a los cereales, pero su absorción no es total al no ser un alimento real.

Desayunar 400 calorías de lentejas ya de por sí es complicado, pues hay que comer más de medio kilo de lentejas cocidas para llegar a 400 kcal… Porque 100g de lentejas codidas tienen unas 70 kcal, pero bueno, suponiendo que hagamos el esfuerzo, un estudio es un estudio (a ese señor de 30 años le encanta comer lentejas xD) 500g de lentejas son 350 kcal le añadimos 50kcal más de aceite de oliva virgen extra que son 5g de nada, básicamente es grasa saludable y vitamína E (pero por resumir muy mucho, que el aceite de oliva mola mucho). Bien, pues en estos 500g de lentejas cocidas hay 45g de proteínas 100g de hidratos( complejos y de absorción lenta) de los cuales unos 38g serán de fibra (la fibra no la absorbe el cuerpo, es el alimento de las bacterias de nuestro intestino, las cuales hay que alimentar por muchos y beneficiosos motivos) el resto de peso hasta llegar a los 500g es en forma de agua (casi el 70% de las lentejas cocidas son agua) y con un gran aporte de vitaminas y minerales, que por su origen natural son mejor absorbidas por el cuerpo.

Como resumen, el primer desayuno se irá a formar parte de las reservas de grasa del cuerpo casi en su totalidad, mientras que el segundo desayuno se utilizará para generar estructuras y funciones básicas del cuerpo pasando a las reservas de grasa prácticamente nada pues al intervenir la digestión las calorías en forma de hidratos simples se utilizarán en la termogénesis de los alimentos en la digestión.

Por tanto, no se trata de comer menos, si no de comer bien, de saber qué nos estamos comiendo y de como nuestro cuerpo lo va a aprovechar.

Estaré encantado de leer vuestros comentarios (si sé como habilitarlos, que el blog acaba de nacer : )

Saludos y suerte.

Carrascosa.

7 comments

  1. Buenos días Antonio,
    Me gusta lo que dices de que hay que comer bien y no dejar de comer para adelgazar, pero tengo una duda, cómo podría sustituir las lentejas (particularmente a mi no me gusta desayunar lentejas) por otros alimentos que generen los mismos efectos?
    Gracias

    1. Tienes razón que desayunar lentejas puede ser algo insípido jejeje

      Si seguimos con legumbres para desayunar podemos elegir garbanzos, esta vez en puré acompañado de aceite de oliva y sal. El famoso humus.

      Pero algo más apetecible de buena mañana puede ser un poco de pan 100% integral con Jamón cocido o jamón serrano con aceite de oliva con una pieza de fruta.

      Mientras no elijamos productos procesados ricos en azúcares y optemos por comida real estaremos muy cerca de un buen desayuno 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *