Organiza tus comidas

Ya ha pasado un tiempo desde que os escribí por última vez, pero todo ha sido por un cambio en mi actividad laboral que me ha dejado poco tiempo y hasta que no me he organizado… no he podido volver a saludaros.

Y de eso trata la entrada de hoy, de organización, siempre que veo a una persona por primera vez que necesita que le eche una mano para centrar su nutrición, siempre hay algún punto a mejorar que está en ese estado por falta de tiempo.

Empezaré comentando como podemos organizar nuestras comidas para que no tengamos que meternos cada día en la cocina para poder comer de manera saludable y responsable.

Vamos a pensar en el desayuno, el desayuno suele ser una comida que ya está preparada o que es fácil y rápida de preparar, dejando aparte lo más o menos saludable que sea, vamos a centrarnos en el tiempo que nos lleva preparar el desayuno… seguro que en menos de 5 minutos ya estamos sentados a la mesa y desayunando, puede en bastante menos tiempo… Pues esa es la idea, llevar esta idea al resto de comidas. Ojo, la idea de tardar poco, no la de comer mal que os veo venir 😛

Algo que todos hacemos y seguramente gracias a nuestros padres, es traernos tuppers de esas comidas tan ricas que siempre nos preparan con tanto amor y cariño. Pues eso, es algo que hacemos que nos ayuda a tardar menos de 5 minutos en comer y además la comida seguramente sea saludable. Y si pensamos, la idea es la misma que en el desayuno, comida previamente preparada lista para calentar y comer.

Cuidado con empezar a darle vueltas a esa cabecita y pensar en ese anuncio de la tele que te dice cosas como “Tu comida preparada, sana y saludable en 5 minutos”… Os recomiendo huir de este tipo de productos, que de manera puntual pueden ser de ayuda, pero tienen grasas de mala calidad, mucha sal, conservantes, materia prima de baja calidad… y muchas otras cosas más que a la larga son perjudiciales para la salud.

Y es que la idea que quiero transmitir es que preparéis vuestras propias comidas, una o dos veces por semana, tanto comidas como cenas y las metáis en tuppers individuales en el frigorífico, donde solo será necesario sacarlos y empezar a comerlos.

Un ejemplo que yo siempre pongo y es el que sigo entre semana es el de preparar verduras, las que más me apetezcan en ese momento, cortadas, unas al horno y otras naturales o al vapor y las mezclo en unos 4 ó 5 tuppers individuales. En este proceso suelo tardar no más de una hora, si añadimos lo que tardo en ir a comprar las verduras, una hora y media o dos.

Ya tenemos la guarnición perfecta en el frigo, falta algo de chicha, bien, pues hago lo mismo que con las verduras, selecciono filetes de pechuga que hago a la plancha o pescado al horno o salchichas de pollo o latas de conserva de pescado (estas tienen poco de preparación previa jeje) y todo lo hago, lo dejo que se enfríe y lo congelo, también en porciones individuales. Para sacarlas la noche de antes para tenerlas perfectas a la hora de comer.

No me olvido de las legumbres o los huevos, pero bien se puede hacer un buen plato, super saludable, de garbanzos cocidos (de bote, perfectamente) con un par de huevos cocidos, con especias como el ajo y el perejil. También valen las lentejas, la soja, alubias, dependerá de vuestro gusto haceos un plato buenísimo y saludable. Porque los huevos, son otro alimento, que se puede cocer y dejar cocido, sin pelar, en la puerta del frigo durante días.

Entonces llegada la hora de comer o cenar, tengo verduras y una carne o un pescado, perfectamente cocinadas en 5 minutos.

Yo os he dado una pauta, con verduras y carne o pescado. Pero podéis hacer lo mismo con cualquier otra comida que se pueda congelar o aguante perfectamente en el frigo. Cocináis durante un día y tenéis la comida lista durante 7. Sin olvidar la fruta, que es algo que se compra y ya se ha encargado la naturaleza de cocinarlo por nosotros.

Y para comer entre horas, a media mañana y por la tarde, qué mejor que un puñadito de frutos secos naturales o tostados (sin sal). Un puñado de almendras y una manzana, un puñado de nueces y melón, una puñado de avellanas y un yogurt… Todo esto ya está preparado y es servir y comer.

Porque organizando tus comidas puedes evitar pensar en qué comer y dejarte influenciar por la tele que siempre va a querer que comas los productos que ellos te quieran vender, que lo que harán será gastar tu dinero y no hacen nada por tu salud.

Y así cuando vayamos a comprar, no tendremos que pensar en Lunes para comer “tal” y cenar “cual”… Martes… “tal”… Pensaremos en traernos unos cuantos kilos de frutas, verduras, hortalizas, legumbres y frutos secos y unos cuantos kilos de carne y pescado, dejando los productos ultra procesados alejados de nuestra dieta.

Como siempre, muchas gracias por llegar hasta aquí, en una entrada más corta de lo habitual, pero de organización va el tema jeje

Saludos y Suerte.

Carrascosa.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *