Chocolate Negro. Sano y saludable, pero cuidado…

Hoy vamos a profundizar un poco en el tema del chocolate, no será una entrada muy extensa, pero sí que ayudará a los golosos a elegir un chocolate de calidad y no grasa con azúcar.
Hay infinidad de variedades de chocolate en el mercado, en formas y colores diversos pero son muy muy pocos los que no llevan cantidades obscenas de azúcar.

El cacao y su semilla, amarga.

Vamos a ver cuáles son los ingredientes de un chocolate de calidad, es el chocolate más natural que tiene un sabor amargo si no se le añade algún ingrediente más que le de sabor dulce.
El chocolate se obtiene del cacao una fruta de origen tropical, y son las semillas de esta fruta las que se usan para elaborar el chocolate. De estas semillas se obtendrá la pasta de cacao y la manteca de cacao, la pasta es dura y es la que aporta los mayores beneficios antioxidantes de esta semilla pero de un sabor muy amargo. La manteca de cacao es principalmente grasa y el 66% de estas grasas son saturadas, de las que no conviene abusar.
Ya podemos ir viendo por donde van los tiros cuando nos hablan de un chocolate con 70% de cacao… y es que de lo que se obtiene de las semillas del cacao (pasta de cacao y grasa) la presencia de pasta de cacao es 70 de cada 100 gramos dejando 30 gramos del total para la grasa… por tanto saludable si no se abusa, pues no conviene abusar del consumo de grasa para no aumentar el peso.
Pero, pero… no es oro todo lo que reluce, pues en la industria, tienen la poca vergüenza, de darte un chocolate al 70%, que cumple la regla anterior, pero después de hacer este cálculo le meten un 50% más de producto en sustancias diversas, como puede ser el azúcar u otro tipo de grasas (a parte de la de la manteca de cacao que ya llevaba), lo que abarata mucho más el producto y por supuesto le resta calidad… Ahora se entiende que el mercadona te venda 100g de chocolate al 70% a 1 euro, mientras que los 50g de chocolate valor al 70% te cuestan más de 2 euros…

No solo endulza el azúcar o los edulcorantes.

Si no se le añade azúcar al chocolate tiene un sabor amargo intenso y más cuanto más porcentaje de pasta de cacao tenga. Es ahí donde entran los chocolates «sin azúcares añadidos» que no llevan azúcar ni edulcorantes, llevan otros ingredientes llamados «polialcoholes» que no son acalóricos pero, dependiendo de cual, tienen un gran poder endulzante. Un polialcohol muy famoso es el «Xilitol» pues lo llevaban muchos de los primeros chicles sin azúcar que se comercializaron.
Hay que tener cuidado con los polialcoholes, porque son laxantes y si abusamos de ellos podemos pasarlo un poco mal, pero por otro lado no se ha demostrado que tengan otros efectos adversos sobre la salud siempre que no se abuse.
Hoy la historia sobre el chocolate, mejor dicho el cacao y concretamente la semilla del cacao, la he dejado para finalizar, por ir cambiando jejeje
Hay evidencias de que ya se cultivaba la planta del cacao hace más de 5500 años en la Amazonia Ecuatoriana y de que ya los Olmecas en el golfo de México en torno al 1500 a.c. ya comercializaban el chocolate extraído de la semilla del cacao y siendo a ellos a los que se les atribuye el descubrimiento del proceso de creación del chocolate.
Pero no fue hasta el último viaje de Cristobal Colón y después de éste, Hernán Cortés, donde ya se descubre el chocolate como bebida alcohólica y moneda de cambio. Siendo después en el siglo XVI cuando entra en Europa por España su versión como bebida llamándose chocolate. Extendiéndose con los años al resto de Europa.
Muchas gracias por llegar hasta aquí! Recuerda que eres libre de dejar cualquier comentario y de suscribirte para que te llegue cada nueva entrada al correo y no tengas que estar entrando al blog de vez en cuando.
Saludos y suerte.
Carrascosa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *