Toma decisiones vence tus sombras.

¡Hola de nuevo! ¡Espero que no os hayáis olvidado de mí! He estado muy desconectado del blog, 6 semanas nada menos, pero no me ha pasado nada malo. Lo que ocurrió es… ¡Que me he casado! Desde el pasado 30 de junio soy el marido de una preciosa e inteligente mujer, todo se dio genial pero claro, entre preparativos y luna de miel, pues os tenía abandonados, pero ya estoy aquí para seguir dando por saco : )

La entrada de hoy está inspirada en una serie que estoy a punto de terminar de ver, que está basada en unos libros sobre fantasía y magia (a parte de la nutrición, soy un poco friki de estas cosas). Y le he dado una pequeña vuelta a una trama transversal que bien puede aplicarse a la salud.

¡Comenzamos!

Tener un plan, tener un objetivo.

Sea lo que sea lo que quieres cambiar, planea como conseguirlo. ¿No sabes por dónde empezar? Deja que los que ya tienen lo que tú buscas, te guíen. Seguro que el que hoy te sirve de modelo un día estuvo como tú ahora, bien, pues si es un divulgador, o influencer seguro que lo ha escrito en algún lado o ha grabado algún vídeo. Me vienen varios a la cabeza, Sergio peinado (Youtube), Marcos Vázquez (Fitnes revolucionario), Patry Jordan (Youtube).

Estaría genial poder plantearse un objetivo final y llegar a conseguirlo teniéndolo como única motivación, pero la estadística y la experiencia dicen que muy pocos lo consiguen. Lee, escucha y mira.

Cuando aprendas a leer serás libre para siempre. – Frederick Douglass

 

Si haces algo, hazlo porque quieres seguir haciéndolo.

Si alguien tiene que decirte cada día lo que tienes y como lo tienes que hacer… No lo harás durante mucho tiempo. El plan y la motivación para seguirlo tienen que salir de ti. No esperes en el sofá a que esa persona te diga, hoy tocan abdominales o que mañana tendremos ensalada para comer …

Empieza tú, pregunta, sé tu propia motivación, busca, encuentra y compara. Ayúdate de la experiencia de los demás para no hacerte daño, pero sé tú quien dé el primer paso cada día, sé tu propia motivación, tú te pones las marcas a batir.

 

Convierte tu idea en un plan, divide tu plan en pasos.

Los pasos deberán ser suficientemente pequeños, pero suficientemente válidos, para que cuando cumplas cada uno sea un logro personal y no haya sido una odisea el conseguirlo.

Pequeñas trampas pueden ser necesarias para conseguir el objetivo parcial, un objetivo parcial puede tener a su vez, pequeños atajos o motivaciones, como esa onza de chocolate o esa cervecita ¡Pero no te pases! Lo importante es ir consiguiendo objetivos en el tiempo y la forma marcados en tu plan.

 

Si quieres correr corre, pero averigua si correr es lo que necesitas.

Yo en este punto siempre estoy en contra de que la gente corra para estar en forma. Correr durante 1 hora o más no produce apenas beneficios y sobre todo si llevas tiempo corriendo a ese ritmo.

Se ha demostrado que un entrenamiento de series, es más corto y más beneficioso tanto para la salud como para el acondicionamiento físico, por lo que es menos frustrante y además más, como hay cambio significativo, te motiva. Si no quieres hacer trabajo de fuerza, porque no te va, y lo que quieres es correr, te recomiendo hacer series, un ejemplo sencillo:

10×50 metros al 100% recuperando en 100 metros. Terminas en 45 minutos y te aseguro que es mucho más beneficioso que correr una hora y media.

Pero si quieres correr corre, estaré encantado de escuchar tus motivaciones : )

 

Come lo que quieras pero ten en cuenta las consecuencias.

Uno de los principales problemas que se encuentra la gente a la hora de ponerse en forma o perder peso es la dieta.

Está muy extendida la creencia de que para perder peso hay que comer menos, error. Ya lo comenté en su día en esta entrada (Para perder peso hay que comer menos) y lo que hay que hacer es comer saludable.

Otra creencia muy extendida es que cuando hago ejercicio, puedo comer lo que sea y me voy a “poner fuerte” igual. Este es otro error, hay que saber qué es lo que estamos comiendo y como va a afectar a nuestro cuerpo después de hacer la digestión, qué procesos hormonales va a generar, si va a ser más o menos saciante y si nos va a sentar mejor o peor. En definitiva, recomiendo comer alimentos y no productos.

 

Rodéate de los que te importan y de los que les importas.

Imagina que empiezas hoy la dieta y cuando llegas a casa después de tu primera sesión de gimnasio con esa motivación y cansancio… llega tu pareja o tu madre y te dice: “¡He comprado helados!” Ahí, con todo su amor y desconocimiento xD

No te estoy diciendo que los mandes a paseo, coméntales lo que estás haciendo y que te ayuden un poco con tu objetivo, con un poco de suerte hasta se unen en tu cruzada.

Busca un grupo de conocidos (o desconocidos de tu ciudad, por Internet) que practiquen el deporte que te gusta y únete a ellos, la soledad da mucho tiempo para pensar y al final el cerebro siempre gana, antes o después gana, te conoce muy bien. Únete a otros y comparte experiencias, únete a sus objetivos.

 

No tengas miedo al fracaso, mientras que el fracaso no sea letal, fracasa y aprenderás.

La sociedad americana tiene algo que me gusta mucho en todo lo que se proponen, tienen la concepción de que fracasar en algo no es el final, sino que es un objetivo parcial más en su camino al éxito. Cosa que no se da en España, en España, por regla general, al primer problemilla lo mandamos todo a paseo. Cuando en USA lo que hacen es aprender de porqué han fracasado para no volver a cometer el mismo error y llegar más lejos.

Esta semana no has perdido peso… Repasala, seguro que encuentras una comida trampa en la que te pasaste, una sesión de gimnasio que te saltaste… si no sabes porqué, pregunta a la persona que te esté ayudando si yo te estoy ayudando tienes mi whatsapp : )

 

Busca autores, mejora tu pensamiento crítico y que no te engañen.

Que nadie te diga cosas como “tienes que comer pasta después de montar en bici” y lo sigas a ciegas. Busca el porqué, busca varias referencias y quédate con la que más te guste. En la época en la que vivimos nunca antes ha habido un acceso a la información como lo hay ahora, tenemos la suerte de estar a varios clics de cualquier información.

En cuanto a los métodos, quizás haya un millón, pero principios hay pocos. El hombre que entiende los principios puede seleccionar sus propios métodos con éxito. El hombre que prueba métodos ignorando los principios, seguramente tendrá problemas. Ralph Waldo Emerson (1803-1882)

 

Huye del pensamiento binario.

Si alguien te da un depende, acéptalo, lo que funciona se vende, se encuentra. Si algo necesita mucha publicidad no te ayudará como cuenta su eslogan. Lo que realmente funciona y te ayudará no lo encontrarás en la tele o en los anuncios de youtube. Habla con tu comunidad, comparte opiniones con tu grupo y encontrarás la guía.

Cuando veas un anuncio, aprende a ser crítico en base a tu experiencia o conocimiento, cuando alguien te haga una recomendación, deberías saber si te vale o no. El “a mi me funciona” no sirve para todos.

 

Disfruta con la tarea, no te quedes sin tareas.

Encuentra la manera de conseguir tu objetivo parcial con tareas donde la motivación sea la propia tarea, es decir, que el beneficio de hacer algo sea la propia tarea, por ejemplo una ensalada que te guste es un placer porque está buena y te da ese placer al comerla. (Motivación Intrínseca) Pero además está contribuyendo en tu objetivo final, comer saludable (Motivación Extrínseca).

No pierdas el rumbo, tu plan siempre tiene que estar actualizado, no caigas en el “y ahora qué”.

Conocer nuestras fortalezas y nuestras debilidades nos ayudará a conseguir el objetivo propuesto en cualquier campo en el que nos aventuremos. Evita autoengañarte para conseguir tomar buenas decisiones, tal vez ese objetivo sea demasiado ambicioso, ponle una fecha más larga, si tu vecino lo ha conseguido ahora, quién sabe cuánto ha tardado, habla con él.

Una metodología que valga a unos puede no servir en absoluto con otros por ser muy diferentes en su concepto de moderación. Por eso necesitas trabajar tu pensamiento crítico, pero con cuidado de no caer en la parálisis por análisis.

Quien obra puede equivocarse, pero quien no hace nada ya está equivocado – Santa Teresa de Ávila

 

Nadie tiene que decirte como vivir tu vida.

Pero no te autoengañes, se consecuente y pon cada termino en la balanza, evalúa y toma decisiones, pero con conocimiento de causa. Si quieres ir del trabajo al videojuego, hazlo, pero mira los que llevan años haciéndolo ¿Quieres terminar igual?

 

Mejora tu entorno para favorecer tus objetivos.

Favorece que se tomen buenas decisiones, si no quieres comerlo, no lo compres, no lo tengas cerca, si quieres comerlo ponlo a la vista. Yo quería cocinar con cúrcuma y pimienta, y me duró unos meses, después siempre decía “leches, olvidé la cúrcuma”. Hoy ya no la olvido, está en una cestita al lado de la vitrocerámica, junto a la sal y el aceite.

 

Gracias por llegar hasta aquí!

Saludos y suerte.

 

Carrascosa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *