¿Qué es Coaching?

En este post, trataré de explicar sencillamente qué es Coaching, así como todo aquello que no es pero que solemos confundir como si lo fuera, los “actores” principales de esta disciplina y los tipos de Coaching que podemos encontrar, haciendo especial hincapié en Coaching personal, por ser aquel desde el que se trabaja todo aquello que puedas imaginar (miedos, creencias, identidad, comunicación…) de cualquier persona.

Además, te propongo un reto ¿te atreves? Quizás nunca te hayan hablado de Coaching desde una perspectiva enfocada en la discapacidad. Y te preguntarás ¿y por qué desde la discapacidad? ¡Fácil! Porque es la realidad desde la que me muevo cada día 😉 Te invito a que cierres los ojos y abras el resto de sentidos… ¿Preparado? ¡Allá voy!

¿Qué es Coaching?

Lo podemos definir como un proceso de acompañamiento interactivo entre el cliente o coachee y el profesional o coach, en el que este último acompañará al cliente o coachee a conseguir su(s) objetivo(s) mediante la toma de consciencia de aquello que quiere cambiar y tomando acción, habiendo sido previamente consciente de su capacidad y aumentando su autoestima, mediante la búsqueda de todas las opciones u alternativas posibles. El cliente o coachee es el único responsable de ejecutar el plan de acción diseñado y conseguir alcanzar su(s) objetivo(s) marcado(s).

Y esto… ¿Qué quiere decir? Desgranémoslo…

Coaching es una nueva disciplina en la que intervienen dos personas: el coach o experto y el coachee o cliente. El coach o experto será quien acompañe al coachee o cliente a alcanzar su(s) objetivo(s) a lo largo de su proceso de Coaching. ¡Ni que decir tiene que el coachee asiste libre y voluntariamente a las sesiones establecidas con su coach, ya que éstas están estructuradas por naturaleza y organizadas por agenda! Por lo general, el proceso de Coaching dura entre 6 y 12 sesiones, aunque siempre hay excepciones 🙂

Al comienzo de un proceso de Coaching siempre se establece una alianza o acuerdo en el que se recogen aspectos como los honorarios, aspectos logísticos, concertación de citas, participación de terceros si fuera necesario…

Después, el coachee o cliente plantea su objetivo y el coach verificará mediante el dominio de la pregunta (abierta y poderosa) si éste es específico, medible, alcanzable, realista, temporal, ecológico y remunerado o recompensado. Una vez hecho esto, ¡el coachee está listo para adentrarse en su objetivo!

El siguiente paso sería conocer la realidad o punto de partida del coachee y explorar, mediante sus propios recursos, talentos, habilidades y capacidades, posibles alternativas y opciones para conseguir el objetivo planteado, o lo que es lo mismo… imaginar la situación deseada. ¡Aquí el arte de la visualización es fundamental!

Y una vez que el coachee haya tomado consciencia de todas sus capacidades y teniendo en cuenta sus fortalezas y las opciones que el “exterior” le brinda… ¡es momento de tomar acción! El plan de acción ayuda al coachee a diseñar opciones, evaluar opiniones y tomar decisiones, mediante las cuales creará alternativas para desarrollar aprendizaje (tanto en coaching, como en la vida o el trabajo) y para tomar nuevas acciones que conduzcan de modo más efectivo hacia los resultados esperados.

¿Todavía no te ha quedado claro? ¡Que no cunda el pánico!

Aquí te dejo otras acepciones:

Según la Asociación Española de Coaching (ASESCO), “Coaching profesional es un proceso de entrenamiento personalizado y confidencial mediante un gran conjunto de herramientas que ayudan a cubrir el vacío existente entre donde una persona está ahora y donde se desea estar”.

Según International Coach Federation (ICF), “El coaching profesional consiste en una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida”.

Y si ya tenemos claro qué es Coaching…

Entonces…

¿Qué no es Coaching?

  • Terapia

En Coaching, no trabajamos desde el ámbito de la salud, lo hacemos siempre con personas mentalmente sanas. Nos centramos en objetivos, trabajando el cambio a través de la acción y conectando con las capacidades y recursos del coachee. Siempre descentramos la atención del problema y lo centramos en la(s) solución(s). En coaching, preguntamos y escuchamos, generando en el coachee reflexiones y cambios de creencias. ¡Jamás aportamos comentarios ni prescripciones! Y lo más importante…el cliente se responsabiliza de asistir a las sesiones motivado y comprometido con su(s) objetivo(s) y del plan de acción, llevando a cabo en su vida las acciones que el mismo coachee se ha marcado para lograrlo.

  • Proceso curativo

Los coaches o expertos no somos magos, ni gurús, ni chamanes, ni la Virgen de Lourdes  (con todos mis respetos)… así que ¡no esperéis milagros! Desde el coaching  acompañamos al coachee a conseguir su(s) objetivo(s), buscando dentro de la persona y aprovechando los recursos internos para encontrar alternativas y marcar su plan de acción. ¡No es cuestión de una pócima  milagrosa!

  • Asesoramiento

En coaching no asesoramos como tampoco decimos lo que el coachee tiene que hacer. Escuchamos, preguntamos, reformulamos y reencuadramos (entre otras cosas) para que el cliente sea capaz de encontrar otras respuestas. El coach no enseña, no aporta conocimiento… ¡En ningún caso, desde el coaching se dan pautas para seguir unos pasos!

  • Mentoring

Un coach ayuda a que el coachee descubra nuevas opciones y jamás aconseja. El coach no necesita ser un experto en el área de trabajo de su cliente, le acompañará en su proceso de crecimiento a través de la escucha empática y siempre estará libre de juicio. Se trabaja con una estructura limpia y las sesiones calendarizadas  . Recuerda ¡No se trabaja desde la improvisación!

¿Todavía tienes dudas? ¡Estás de suerte! Comparto un vídeo de Valeria Aragón, Directora de Eleva- Escuela de Coaching, en el que estoy convencida despejará todas tus dudas.

Tipos de coaching:

El coaching, como cualquier disciplina, se puede trabajar desde diferentes ámbitos. Veamos brevemente de cuáles se trata:

  • Coaching personal

Todo lo que tenga que ver con la condición humana, desde temas tan profundos como la transpersonalidad hasta objetivos de Nutrición , De pérdidas, cambiar de trabajo, Encontrar pareja, Llevar a cabo un proyecto de emprendimiento, Dejar algún hábito poco saludable o dependencia, Miedos, bloqueos, limitaciones, etcétera.

  • Coaching ejecutivo

Este tipo de coaching se suele trabajar directamente con directivos, Mandos intermedios, gerentes…precisamente por ser quienes tienen poder de cambio y decisión en la empresa. Algunos temas a trabajar serían: mejorar el nivel de liderazgo y la comunicación interpersonal, desbloquear limitaciones y bloqueos, capacidad de oratoria y comunicación, gestión del estrés y del tiempo,  etcétera.

  • Coaching empresarial

Este tipo de coaching ayuda a la empresa (como Organización) a enfrentarse a todos los desafíos de una manera más eficiente. Algunos de los objetivos a trabajar serían: cambios de política de empresa, alineación de valores, gestión del cambio y la innovación, fomentar la creatividad y el talento, etcétera.

  • Coaching deportivo

Dirigido a deportistas que están siguiendo un plan de asesoramiento y prescripción de entrenamiento (ejercicio y alimentación).

  • Coaching de equipos

En este tipo de coaching, se trabaja a la vez con todos los miembros del equipo, combinando el proceso con sesiones formativas y talleres. Algunos objetivos a trabajar serían: mejora de la comunicación, el clima laboral y el desempeño del equipo, definición y diseño de roles dentro del equipo, etcétera.

  • Coaching grupal

En este tipo de coaching, trabajamos con varias personas de manera grupal y con objetivos comunes o diferentes, mediante el arte de la pregunta, talleres y formaciones. Este tipo de coaching permite a las personas abaratar el proceso de coaching, ya que el coste del mismo es asumido por cada uno de los integrantes del grupo.

“¿Y cuando piensas realizar tu sueño?”, le preguntó el Maestro al discípulo. “Cuando tenga la oportunidad de hacerlo”, respondió éste. El Maestro le contestó: “La oportunidad nunca llega. La oportunidad ya está aquí”
Anthony de Mello

Y hasta aquí lo que se daba… 🙂

Si te ha resultado interesante este post o quieres profundizar en algún contenido, deja tu comentario más abajo.

GRACIAS y ¡nos leemos!

Merche Zornoza

 

2 comments

  1. ¡¡Más claro agua, súper coach!!! Creo que es una disciplina muy práctica que da mucho protagonismo a la persona que lo solicita y es una búsqueda constante de aquello que tenemos dentro que nos bloquea e impide seguir con naturalidad, pero cuyas herramientas de ayuda están dentro de nosotros también, y que vosotros nos ayudáis a encontrar. Estoy encantada y deseando poder seguir con las sesiones después de esta pausa obligada 🙂 un besico digital 😘

    1. ¡Hola Esther! Muchas gracias por tu comentario, me anima a seguir escribiendo 🙂 Y recuerda, el único protagonista de tu vida, ¡siempre eres tú! y los recursos están dentro de ti…nunca pierdas el foco buscando fuera lo que radica dentro:) Te mando millones de ciberbesicos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *